Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de empresas colaboradoras para mejorar tu experiencia de usuario. Si navegas por nuestra página web, estarás aceptando el uso de las cookies en las condiciones establecidas en la presente Política de cookies

BLOG

Yo desde mi casa en la ciudad protejo la de Dios…

22/05/2017 -

…bien cómodo en el sofá, con la barriga bien llena, ordenador desde donde machacar a los “paletos”, coche en el garaje, nevera hasta arriba, sueldo al fin de mes seguro, tranquilidad absoluta para dormir...y que los ganaderos que son unos vagos y unos cómodos vivan como vivían los del video, como hace cien años, con tizones y piedras para espantar a la fiera…y si no que se “jodan”. El alma en un puño, el sustento de la familia en el aire por el capricho de quienes viven a muchos kilómetros, por la cerrazón de quienes no sufren los daños, de quienes desconocen la realidad. El motivo es sencillo, detrás auténticos vividores, cuentistas interesados encabezando negocios millonarios con la tapadera del ecologismo ¿Les suena Lobo Marley o Ecologistas en Acción? ¿Cuanto pierden estos "vampiros" por los daños del lobo? Nada, ellos perder no pierden nada, ellos solo ganan a base de convencer con engaños a la masa de “ignorantes”. Esa “pasta gorda” que se embolsan podrían utilizarla para pagar daños ¿A que no lo hacen? que va, que va, si ahí está la jugada, va a repartir mucho el Santón o el Teodorito…menuda banda. 

Mediante este video un grupo de ganaderos salmantinos han decidido dar a conocer la desgarradora situación en la que se encuentra la ganadería extensiva.  Nos envía nuestro amigo Jose Daniel Martin Sanchez.

Nadie pide extinción, solo un control que haga posible la convivencia del ganadero y el lobo.

Volver

  AVISO LEGAL   INTRANET