A los animalistas ni se les escucha, ni se les contesta, se les denuncia, bloquea y elimina...

...y a rascarla a casa de su abuela!!!
A nuestra amiga Kata han estado atacándola masivamente grupos anticaza. El sectarismo, el odio y la violencia, son “virtudes” de esta chusma. No les preste oídos ni un instante, que vayan a vomitar a otro lado. A la intolerancia no se le da publicidad, es imposible encontrar un punto de encuentro con quienes valoran mas la vida de un animal que la de un niño.  Ánimo amiga. 
Viva la caza. Long life to hunting.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información