ESTELLER CAMPAÑA 22

Animalistas, ecologistas ¿Y de esto que?

La sarna sigue sembrando el horror, llevando a una muerte lenta y dolorosa a los animales contagiados por ella. Amplias zonas del país se enfrentan a esta agonía, viendo como la riqueza en fauna desaparece engullida por el ácaro. A los que conocimos la Cornisa Cantábrica sin sarna nos costaba creer que un día las poblaciones de rebecos o venados pudiesen verse tan afectadas. Recuerdo como en Redes llegaron casi a desaparecer, un vergel convertido en un momento en una huesera. Una vez mas ante una tragedia real y papable para el medio ambiente y su diversidad, grupos ecologistas y animalistas callaron, al parecer ajenos a una epizootia de tamaña magnitud y al sufrimiento animal. Las Administraciones se han dedicado a contabilizar pérdidas y comportamiento, como si con saber cuánto tiempo tardaban en morir los rebecos fuese suficiente ¿A que no ha visto aún las cifras reales en pérdidas económicas que ha supuesto y supone para las zonas afectadas? Que va, es mejor centrarse en inversiones en protección y estudios que llenen barrigas, Parques Naturales, Parques Nacionales, Reservas de la Biosfra, zonas ZEPA…rucar, rucar y rucar.
Esta rebeca agonizante me dicen que fue grabada en los Puertos de Áliva, Picos de Europa ¿Triste imagen para un Parque Nacional o la evidencia del fracaso en el modelo de gestión? No digo que sea sencillo ni fácil pero lo cierto es que es imperdonable que tras tantos territorios infectados aún se siga sin buscar de verdad una solución…
Viva la caza. Long life to hunting.
UN CARTUCHO, UNA PIEZA

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información