ESTELLER CAMPAÑA 2024

¡¡¡Cazando en Galisteo!!!

Cazar con amigos, en la tierra que tanto quiero y me gusta, donde todo son recuerdos, siempre es una alegría. Si a ello sumamos hacerlo con escopeta la jornada se vuelve sublime.

Este domingo me fui con mis amigos de Galisteo a dar la dehesa. Un puñado de puestos, un puñado de podencos ye talla pequeña y al lío.

Me llevé de nuevo la escopeta de las grandes ocasiones, la Ego con perrillos al aire y elementos de puntería. Sus cañones regulados para bala me aseguran buenas prestaciones, demostradas ya en lances que guardo en el arcón de los dueños, véase el rebeco que receché con ella.


 Después de que se nos escapara un buen macho, por haber estado cargando aire. acabamos colocados en la cerca De Gregorio, de espaldas a la linde con Aldehuela. El tiradero allí es corto, solo unos pocos metros de carril, pero eso sí con mucha querencia. Al poco de llegar ya escuché hipar a los podencos, viendo como un guarro que pasó largo se metía encima de dos compañeros que no consiguieron hacerse con él.

Al rato volvieron las hipas. Cada vez más cerca me preparé con mil ojos y mil oídos, intentando adivinar por donde venía.  Con los podencos andaluces al rabo, apareció cerca, de frente, como para atropellarme. Metí los puntos al guarro y corrí la mano tratando de asegurarlo. A muy pocos metros le solté los 29 gramos de la Gualandi montada por RM, dando una gran voltereta al impacto. Un jabalí que quedará para siempre a mi lado tras un lance de infarto por la intensidad. Gracias amigos. Viva la caza. Long life to hunting.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información