¡Dios que peligro...por los pelos!

¡Dios que peligro...por los pelos!
“Así están los jabalíes en Barcelona. No se lo llevó el tren de milagro”, nos dice nuestro amigo Alvaro. Está claro, nunca la caza fue tan necesaria. Viva la caza. Long life to hunting.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información