ESTELLER 2019

¡¡¡El animalismo no perdona: Frank, hijo puta, vete con tu exmujer a vender droga!!!


El odio de los fanáticos se ceba de nuevo con Cuesta. El animalismo es una corriente violenta que no permite discrepancia, y que alguien tan conocido vea la parte positiva de la caza lo convierte en su enemigo. 

No es nuevo esto, a Felix Rodríguez de la Fuente le atacaron como hienas los ecologistas radicales, algo que ahora tratan de ocultar. Y es que estos extremistas no tienen límite, algo que hemos vivido todo aquel que no comulgue con sus ideas. Insultan, amenazan, escupen...y si pudieran nos fusilaban porque su irracionalidad brota de su chifladura patológica. Dicen amar la vida y solo desean sufrimiento y muerte para sus semejantes. 

Frank amenaza con tirar la toalla, después de haber dejado claro que ni es animalista ni es cazador. Ha tratado de encontrar soluciones hasta chocar con el muro de la intransigencia. Lo que está claro es que él si ha visto la realidad, que la caza sirve para gestionar, controlar y proteger, que quienes nos atacan viven en ciudades, se mueven por autopistas y tienen cobertura de internet hasta en medio del mar. 

Acabo de escribirle un twit animándole a seguir, reconozco su esfuerzo por enseñar a los más jóvenes la naturalidad y necesidad de la caza, a pesar de no ser cazador y de discrepar en infinidad de aspectos con él. Frank no puedes rendirte, en una sociedad libre todos estos violentos tienen que encontrar respuesta, si consiguen callarnos habrá triunfado su dictadura.

 Por las narices vamos a dejar que una panda de descerebrados acaben imponiendose a la mayoría. Tolerancia cero con el animalismo y el ecologismo radical.

Viva la caza. Long life to hunting.





Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información