El lobo muere de sarna...

“Te envío las fotos de un lobo que fue a morir al pueblo de al lado, Calzada de la Valderia, León. Tuvimos la oportunidad de verlo antes de llamar a la Junta de Castilla y León para que vinieran a por él”, nos dice nuestro amigo Jose Andres Baílez Rojin. Al mismo tiempo Carla Perez nos envía otro mas desde Galicia con el mismo problema. 
 La sarna lleva ya tiempo pegando al lobo como lo ha hecho con venados, rebecos, monteses, corzos, zorros...difícil solución para un problema que nunca ha sido tomado con la seriedad que se merece por la administración. Nadie puede alegrarse de que un animal acabe así. La terrible agonía producida por el ácaro en todas esas especies que he nombrado, solo la hemos denunciado los cazadores. Los animalistas están demasiado ocupados con mentir sobre los galgos y embuchar pasta, lo del sufrimiento en realidad les importa un comino, los comediantes del PACMA son así. La otra lacra del medio rural , los que se llaman a si mismos ecologistas, callaron también como ahogados, desastres ecológicos sin precedentes y ni “mu” ¿Que apuesta que ahora ponen la voz en grito? Menudo filón tienen con el lobo. Es el cuento que les engorda la cuenta y lo van a exprimir hasta sacarle el último céntimo. Cuanta mas densidad de lobos haya mas virulencia habrá. Está visto que la caza es la mejor forma de controlar, gestionar y mantener sanas las poblaciones de fauna salvaje, por mucho que estos cantantes se empecinen en negar. Está claro, no hay peor peste para el medio natural que los ecologistas y animalistas, su egoismo e ignorancia arrasa por donde pasan. Nadie pide extinción, solo un control que haga posible la convivencia entre hombre y lobo.
Viva la caza. Long life to hunting.
Que todo el mundo conozca la verdad del animalismo y ecologismo, auténticas máquinas de generar beneficios. No hay peor lacra para el mundo rural.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información