¡¡En un solo ataque el lobo mata 23 ovejas a 50 metros de las casas!!!

Ha ocurrido en los Llanos, un pueblo cercano a la Foz de Morcín, Asturias. Ahora, no se preocupe, no aparecerá ningún ecologista dispuesto a pagárselas al ganadero, al contrario, todavía le echarán la culpa. El lobo es un enorme problema para un campo que se muere. Nadie pide extinción, solo un control que haga posible la convivencia entre hombre y lobo.
Viva la caza. Long life to hunting.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información