ESTELLER II CAMPAÑA 2024

La Violeta, el lobo y las elecciones…

Estamos en época electoral y ya se sabe, por la boca de los políticos sale todo y mas. El campo que durante cuatro años no importó a nadie es ahora objetivo de los partidos que intentarán rascar sus votos como el buitre a la carroña. La larga espera para pagar con la papeleta traiciones, ninguneos y olvidos, se acerca. No se puede olvidar, quien la hace debe pagarla, y en estos términos las urnas son el desquite. Si se legisla de espaldas al rural, el rural debe revolverse castigándolo. Los ecologistas y animalistas más radicales y casposos están instalados en el gobierno actual. Una vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica como Teresa Ribera del PSOE, anticaza y antitaurina confesa. Juan LOPEZ de Uralde, una hiena extremista del ecoanimalismo, primero Equo, ahora Alianza Verde, todo dentro de Unidas Podemos. Sergio Torres, Garzón, Ecologistas en Acción, Greenpeace…nombres y siglas que han actuado contra el mundo rural y sus formas de vida y tradiciones, caza incluida. Minorías legislando sin complejos contra la mayoría . Recuerde la inmensa marea naranja a la que se silenció y ocultó, haciendo mas caso a los cuatro perroflautas de turno que al medio millón de cazadores que fuimos a Madrid. El resultado es la ley animalista que se aprovechará para machacarnos por mucha enmienda que se aprobase para endulzarla, un nuevo código penal que nos convierte en criminales, el lobo blindado para guillotina de los ganaderos o un Ministro de Consumo animando a no comer carne mientras criminaliza a los ganaderos de porcino.
Pero esto no acaba aquí. La hipocresía política no tiene límites y de hecho ahora esos mismos aparecen comprometiéndose con el mundo rural, exactamente los mismos que hace nada han levantado la mano para apoyar todas estas leyes que prometen degollarnos…como si no tuviésemos memoria. Es hora de dar la espalda a los “Judas” que nos han vendido.
Es hora de pagarles la traición depositando la confianza en otros ¿En quienes? No lo se, eso debe decidirlo usted, faltaría mas. Por mi parte no me escondo, votaré a quienes no tengan complejos y se comprometan por escrito a convertir al lobo en especie cinegética, a derogar la ley animalista y a modificar el código penal.
Para quien vive ajeno al campo la fotografía de la “Violeta”, está vaca pardo alpina de la Vecilla de Curueño, pasará desapercibida siendo en realidad una tragedia vital que está acabando con la posibilidad de vida de miles de familias. Ni perdono ni olvido…
Viva la caza. Viva el mundo rural.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información