EL JABALINERO

¡¡¡Madre que lo parió, en los pueblos ya no se puede tener nada...!!!


¿Quiere creer que  unos “domingueros” bajaron del monte un potro hasta el pueblo de Campiellos para luego llamar al Seprona? ¿Sabe que otros llamaron al Seprona porque vieron unos perros atados en Soto de Agues? Está claro, cualquier “cantante” se cree que el monte, los pueblos y los animales son suyos ¿No se ha dado cuenta de que a los urbanitas, a los animalistas y los ecoradicales les gusta presumir de que el monte es de todos? Es mentira, la mayoría no es así, tiene dueño. Olvidan también que los animales domésticos tampoco son suyos, que no tienen ni tan siquiera por que tocarlos. Si su medio es la ciudad, si son ignorantes del medio rural, al menos deberían respetar cuando salen del asfalto¿Por qué no llaman al Seprona cuando oyen ladrar a perros encerrados 23 horas diarias entre cuatro paredes? ¿Quienes son ellos para atar y bajar ganado que no es suyo? ¿Quien le paga ahora al ganadero el trabajo que le han buscado estos “listos” de tener que subir el potro de nuevo al monte? ¿Quien paga el tiempo que tiene que invertir el Seprona en “absurdeces” como estas teniendo que desatender incluso temas de importancia real? Esperemos que el ganadero haya denunciado por robo la “hazaña” ¿Si a usted le cogen el coche puede denunciarlo verdad? La única manera de luchar contra esta lacra de ignorantes que tratan al rural como si fueran tontos, con desprecio, sin respeto incluso por la propiedad privada, debe ser el bolsillo. Unos cientos de euros de multa y ya veríamos como se pensaban tocar ganado o llamar a la Guardia Civil por un perro atado. Esto de que todo les salga “gratis” se debe acabar. Las fuerzas de seguridad no están para atender demencias de “pelaespigas”.

Viva la caza. Viva el mundo rural. Long life to hunting.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información