EL JABALINERO

Nadie quiere a los perros tanto como un cazador.


“Quería contarte lo que sucedió ayer, dado que por ser cazadores la gente nos pone etiquetas como maltratadores de perros o asesinos. Te cuento lo sucedido:
Ayer nos fuimos a dar una vuelta con los perros por la montaña y pasamos por unos contenedores. Justo en ese momento pasaba el camión y recogió toda la basura que había. Al volver de dar la vuelta con los perros pasamos por el mismo sitio y empezamos a escuchar unos lloros que venían de uno de esos contenedores. Por el ruido nos parecieron gatitos y no dudamos en meternos dentro. Era una bolsa grande llena de desperdicios y al fondo del todo había otra bolsa de plástico. Abrimos esa bolsa y dentro había cinco cachorros. Me los lleve corriendo a mi chalet, los saque de la bolsa. Dos no se movían, los intentamos reanimar pero no hubo suerte. Por el momento he decidido quedarme a los otros tres que sobrevivieron y criarlos a biberón hasta que los pueda entregar cuando coman bien. He decidido contarte esto porque no es la primera vez que me pasa, quiero demostrar que los cazadores no somos malas personas, que nos importan los animales, que hay gente odiosa que no tiene corazón y que estoy muy orgullosa de ser cazadora y de los valores que me ha dado mi padre por serlo”, nos cuenta nuestra amiga Carolina Moreno. Está claro que nadie quiere y cuida tanto a los perros como un cazador, para nosotros no son mascotas, son mucho mas, son compañeros. Suerte amiga y gracias por el ejemplo. Viva la caza. Long life to hunting.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información