¡¡¡Nueva escabechina del lobo en A Fonsagrada a plena luz del dia!!!


Doce ovejas muertas y cuatro que morirán, es el resultado del ataque que sufrió el rebaño de Xosé Campo ayer. Asusta el hecho de que el suceso ocurriera cerca de las casas y a las siete de la tarde, buen inficativo de la falta de miedo, del descontrol, incluso del peligro que pueden suponer. Verá ahora como ni una sola Asociacion Ecologista se ofrece a cubrir los daños. Verá como ni un solo animalista critica el dolor sufrido por las ovejas destripadas y devoradas. Para ellos lobos sí pero que los daños los paguen otros. Menudos hipócritas, luego se les llena la boca con el mundo rural. Así imposible que el campo no acabe. Mientras no se de prioridad a las familias como para que los jóvenes deseen quedarse en el pueblo.
Nadie pide extinción, solo un control que haga posible la convivencia entre hombre y lobo.
Viva la caza. Long life to hunting.
-

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información