ESTELLER CAMPAÑA 22

¿Y después de las llamas que?


Después de ser calcinada la Sierra de la Culebra, montes de Navarra, Málaga, Lerida…verá como nadie será responsable, verá como no habrá dimisiones, verá como todos lo hicieron bien. Da igual que el gobierno de Castilla y León no activase a todos sus efectivos ante el peligro que todo el mundo veía venir, da igual, pasará el tiempo y solo se acordarán los vecinos de las zonas afectadas. Ya ha visto que junto a los cuerpos de extinción de incendios solo ganaderos, agricultores y cazadores han demostrado una vez más que ellos no son solo palabras y subvenciones, dando una lección a la sociedad que ni se reconoce ni se valora en su justa medida. Lo triste del tema es que lo que no se ha quemado está ahí esperando la próxima chispa, aumentando su potencial combustible año tras año. España quemará entera, de forma natural o intencionada, pero quemar se quemará entera.
No se mira para el campo, el monte, el rural, está abandonado. Por mucho que la semana pasada el fuego llenara titulares y abriera telediarios, lo cierto es que no se hará nada, se seguirá legislando de espaldas a la gente que vive allí, haciendo imposible vivir en él. Se está obligando a despoblarlo, incapaces de entender que si esto ocurre es porque el planteamiento y las políticas actuales sobre la gestión del medio son totalmente erróneas ¿Que más se necesita para reconocer que vamos en mala dirección?¿Cuantas miles de hectáreas más carbonizadas serán necesarias? Mientras siga pesando en la opinión pública frases-mentira como la de “invadimos el hábitat de la fauna”, cuando en realidad nunca tuvieron tanto a su total disposición, esto irá de mal en peor, es seguir el dictamen de aquellos que confunden el monte con un jardín. Mientras no pese y se oiga la verdad del campo en boca de quienes viven, lo trabajan y sufren, seguirá ardiendo. Prohibiciones para cortas y talas, para quemas controladas, para abrir caminos y cortafuegos. El país lleno de parques eólicos y sin embargo los estudios de impacto ambiental usados por el ecologismo como guillotinas contra todo lo que se necesita hacer para gestionar de forma eficaz el campo.
Ahí les dejo algunos vídeos de Zamora y Navarra, de la desesperación de la fauna, del trabajo a pie de campo, de los esfuerzos reales que los cazadores hacen en silencio y de su bolsillo para tratar de mitigar las consecuencias del fuego sobre la fauna ¿Donde están los ecoanimalistas? Le juego algo que buscando subvenciones para sacarle pasta a la tragedia.
Viva la caza. Viva el mundo rural.
UN CARTUCHO, UNA PIEZA

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información