¡¡¡Dantesco, vaya desastre, veintitantas vacas muertas por un rayo!!!

Me dicen que es en  León, un auténtico desastre para el pobre ganadero al que le ha tocado. Si ya tienen poco con el lobo, la brucelosis, la tuberculosis...ahora a este pobre hombre la mala fortuna de algo tan imprevisible. Para que luego vengan los ecoanimalistas a tocar las narices. Palos y mas palos al lomo de los de siempre. Ánimo amigos.
Viva la caza. Viva el mundo rural.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información