ESTELLER II CAMPAÑA 2024

Lo diseñan, lo cocinan y lo venden…

…y por supuesto se lo compran. Así funciona ese “todouno” que forman ecoanimalismo, partidos políticos y medios de comunicación. Un buen ejemplo es lo de lobo en lo de Evole. Se planifica minuciosamente como enfocar un problema tan demoledor con el mundo del campo que se tapa una y otra vez. El objetivo es que los ecoanimalistas sigan viviendo del cuento y para ello se diseña meticulosamente entre sus políticos y radicales. Es muy sencillo, solo hay que buscar a algún extremista que eche “mierda” sobre los ganaderos y los convierta en los malos. Luego el periodista acosa a preguntas malintencionadas a los que sufren al lobo y deja explayarse ayudando a que resulten creíbles las teorías conspiranoicas del “volantrenes”. No importan los miles y miles de animales domésticos que mata el lobo, llevando a la ruina a miles de familias de ganaderos, aquí lo único importante es la mentira que se suelta sobre ellos, generalizando. El último paso es muy sencillo, se viraliza ese trozo de entrevista y ya está en todos los móviles del país “el negocio que tienen los ganaderos montado con el lobo”, como realmente no es un problema para ellos y como quieren acabar con todos los animalitos. Ve que fácil, pensado, cocinado y vendido, votos y pasta que la masa urbana de borregos lo compra todo sin pensar. Por desgracia nosotros no tenemos remedio, estamos polarizados hasta el punto de no defender lo nuestro. La política es el único camino por mucho que se levanten voces pidiendo que no se mezcle ¿Pero no se dan cuenta que ya está mezclado, que son los principales artífices del problema?¿No se dan cuenta que los partidos políticos ya están instalados dentro de nuestros órganos de decisión?¿No ve que quienes deciden por nosotros no son independientes y si hace falta vendernos nos venden como ya lo han hecho? Seguimos separados en derechas e izquierdas, manipulados, incapaces de enseñar ejemplos tan vendibles como las 80 ovejas matadas en una sola noche por el lobo en Zamora, mientras ellos llegan hasta el último español con una mentira de un guarda jubilado. Sigamos invirtiendo el dinero en competiciones y concursos en vez de pagar a letrados y medios de comunicación. Sigamos sin lideres independientes, dejando a partidos y sindicatos manipularnos a su antojo desde las entrañas mismas del campo y la caza…mientras ellos seguirán diseñando, cocinando y vendiendo nuestro final.
Viva la caza. Viva el mundo rural.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información