ESTELLER CAMPAÑA 22

¡¡¡Nos comen...!!!

Osos, lobos y jabalíes, cada vez entran más habitualmente en los pueblos. No son animales domésticos, este no es su sitio, pueden ser muy peligrosos. Las leyes dictadas desde la ciudad colocan muchas veces a las gentes de los pueblos en situaciones difíciles, es lo que tiene dictar normas sin conocer ni sufrir daños y amenazas. Mas temprano que tarde debería tomarse en serio el peligro en el que las actuales políticas proteccionistas están poniendo a las gentes de los pueblos. Quien vea en esta situación algo normal tiene un grave problema de sentido común. Un oso no puede andar entre las casas y si lo hace a la gente hay que darle métodos para poder defenderse de ellos en caso de un ataque. Vale un millón de veces mas la vida de una persona que la de todos los osos cantábricos juntos.
Viva la caza. Long life to hunting.
UN CARTUCHO, UNA PIEZA

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información