ESTELLER CAMPAÑA 2024

¡¡¡Tenían que comerse todos los ponis, perros y gatos de los eurodiputados!!!

Lo que ha ocurrido tras comerse los lobos el poni de Von Der Leyen era lo que tanto he denunciado que ocurriría. Proteger y proteger mientras no nos toquen lo nuestro , sino que no quede ni la simiente. Miles de familias con las espaldas abiertas viendo como su ganado es devorado por el lobo, sus ingresos vitales a merced del depredador, su forma de vida arruinada, mientras la ciudad daba la espalda al problema. El ciudadano de a pie desconoce la tragedia, no se pone en la piel del ganadero, confundido en ocasiones por las soflamas incendiarias e interesadas de los grupos proteccionistas que viven del cuento del lobo.
Es indignante, repugnante, intolerable, que un solo poni abra por fin los ojos a los eurodiputados de lo que está ocurriendo, solo por ser de quien era, mientras se han cerrado ante miles y miles de terneros, potros, ovejas, cabras, perros. Ha habido palos por defender lo nuestro, manifestaciones, artículos, reportajes, gritos, lloros, miedos, desesperación, y tiene que ser el poni de la Von der Layen el que cambie el enfoque del problema. Ahora resulta que la integridad física de las personas que viven en zonas loberas peligra, ahora resulta que da igual lo que digan los ecologistas, al lobo que se comió al poni hay que matarlo. Así están las cosas ¿Ve en manos de quien estamos? Ojalá los lobos se coman todos los ponis, perros y gatos de los eurodiputados. Veremos como acaba esto, pero lo que está claro es que si sirve para que se vuelvan a cazar como antes el poni no ha podido ser mejor comido. Madre mía, como para decirle a un ganadero que no defienda su pan…
Viva la caza. Viva el mundo rural.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información