¡¡¡Urogallos en la niebla!!!

Pocas fotografías me han hecho tanta ilusión como estas captadas hace pocos días por mi amigo Tomás Mantecas . Conseguir fotografiar cuatro urogallos cantábricos en libertad hoy en día es algo que raya el milagro. Uns vez mas un coto de caza gestionado por cazadores, donde es de su bolsillo el único dinero que entra allí, se muestra como la mejor forma de proteger, a las especies cinegéticas y a las protegidas. La cara opuesta la “tromba” de millones de euros que se han zampado la Administracion y los ecologistas para no conseguir nada...bueno si, vivir una buena temporada del cuento. Está claro, lo mejor que le puede pasar al campo es que no asomen estos elementos por allí. Viva la caza. Long life to hunting.


Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información